El superávit del sector turístico y de viajes sumó 6.947 millones de euros en el primer trimestre del año en España, lo que supone un 2% más con respecto al mismo periodo del año 2018, 135 millones más, según se desprende de los datos de la balanza de pagos del Banco de España, recogidos por Europa Press.

Este resultado es consecuencia de unos ingresos de 11.370 millones de euros de enero a marzo, lo que supone un aumento del 3,7%, es decir 271 millones de euros más, derivados del gasto turístico extranjero que revierte a España, y de unos pagos de los españoles al exterior de 4.423 millones de euros, un 6,5% más.

En concreto, el superávit turístico arrancó este año con una caída del 1,9% en enero pero creció un 3,4% en febrero hasta los 1.926 millones de euros, tras sumar unos ingresos de 3.350 millones de euros, un 4,2% más frente a febrero de 2018, y unos pagos de 1.424 millones, un 5,2% más.

España superó los 14,2 millones de turistas internacionales en los tres primeros meses del año, lo que supone un aumento del 3,7% con respecto al mismo periodo de 2018, según los datos provisionales de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur), que gastaron 15.400 millones de euros, un 4,1% más, según Egatur.

Pero hay que tener en cuenta que los ingresos por turismo se refieren al gasto de los turistas internacionales que revierte a España y no incluyen, por tanto, el gasto realizado en el origen, por ello difiere al dato del gasto contabilizado por la encuesta Egatur. Además, la Semana Santa, época en la que suele tirar la demanda nacional en el sector, cayó el pasado año en marzo y este año en abril.

Con los últimos datos, las pernoctaciones en el conjunto de alojamientos turísticos españoles (hoteles, apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) aumentan un 7,9% en abril por la Semana Santa. En el periodo agregado marzo-abril, crecieron un 2% las estancias en el conjunto de los establecimientos.

Canarias se erige como el destino preferido, con 7,7 millones de pernoctaciones (+1,3%), seguido de Cataluña (6,4 millones, +14,8%) y Andalucía (6,1 millones, +8,3%). Los principales mercados emisores en el conjunto de alojamientos turístico reglados son el británico (con el 24,6% del total de pernoctaciones de no residentes), el alemán (18,8%) y el francés (9,3%).

PREVISIONES.

En cuanto a los próximos meses, España prevé recibir 25,5 millones de turistas internacionales en el segundo trimestre, de abril a junio, lo que supone un crecimiento del 8,9% en las llegadas, con un aumento del 9,3% del gasto realizado, hasta los 36.500 millones de euros, según las estimaciones del último Boletín de Coyuntura Turística, Coyuntur, elaborado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

De cumplirse esta estimación, se alcanzarían los 39,7 millones de visitantes extranjeros en la primera mitad del año, un 7% más que en el primer semestre de 2018, y el gasto rozaría los 41.900 millones de euros (+7,4%).

En 2018 el superávit turístico en España fue de 40.455 millones de euros, un 0,3% menos, en un año en el que el turismo sufrió un frenazo al crecer por primera vez en una década menos que el PIB. No se producía un descenso del saldo turístico desde 2015 (cuando también cayó un 0,3%, tras las subidas del 9% en 2017 y del 5,3% en 2016).

Pese a todo, la actividad turística en España cerró 2018 con un aumento del 2%, encadenando nueve años consecutivos de crecimiento, superando de nuevo la barrera de los 60.000 millones de euros en ingresos por turismo (62.498 millones de euros), con un aumento del 3,7% por la demanda extranjera.