El Ayuntamiento de Arona exigió ayer al Gobierno de Canarias que mantenga en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) de Cabo Blanco el primer curso del módulo de Formación Profesional de Instalaciones Térmicas y de Fluidos, una especialidad que solo se imparte en dicho centro y en el IES Virgen de Candelaria de Santa Cruz, y que cuenta con una notable salida profesional, especialmente en el sector hotelero, ya que sus alumnos se preparan para los puestos de jefes de mantenimiento.

La reacción del grupo de gobierno aronero se produjo después de que DIARIO DE AVISOS revelara ayer que la Consejería de Educación ha comunicado al IES Cabo Blanco, sin más explicaciones, que en el próximo ejercicio no ofertará clases de primer curso del citado ciclo, lo que obligará a los alumnos (ya había 17 preinscritos) a trasladarse a Santa Cruz o a elegir otro curso.

Nada más conocer la medida anunciada por el Gobierno de Canarias, tanto el alcalde de Arona, José Julián Mena, como el concejal de Educación, Leopoldo Díaz Oda, expresaron su “malestar e indignación” y calificaron la decisión del Ejecutivo de “despropósito”. Ambos reclamaron una aclaración a la Consejería y exigieron “respeto a los vecinos de Cabo Blanco y del municipio”.

“La obligación del Gobierno de Canarias es dar a los vecinos del Sur las herramientas para formarse y encontrar un trabajo digno, y no desmantelar poco a poco la oferta educativa de esta comarca. Con 17 alumnos prematriculados, eliminar el curso y obligarlos a ir a Santa Cruz o a cambiar de opción es todo un despropósito”, insistieron. El anuncio de la Consejería, que se produjo sin ninguna explicación y apenas unos días antes de que se abriera el plazo de inscripción, el pasado 2 de abril, ha sentado como un mazazo en el centro. El jefe de estudios del IES Cabo Blanco, Isidoro García Rubianes, explicó a este periódico que todos los ciclos que se imparten en estas dependencias tienen una “extraordinaria salida profesional” y recordó que el 80% del alumnado se incorpora a la vida laboral al finalizar los estudios, mientras que el 20% restante opta por seguir formándose.

DEMANDA HOTELERA

García Rubianes también detalló que, “a finales de marzo, el representante de una cadena hotelera muy conocida se puso en contacto con nosotros para solicitar trabajadores con esta titulación, ya que no los encuentran, al tener previsto abrir un hotel en Costa Adeje y próximamente otros dos establecimientos más, por lo que necesita un número importante de profesionales titulados en este ciclo que ahora se pretende eliminar desde la Dirección General de Formación Profesional”.